martes, 19 de julio de 2016

Voy a olvidarme...

Para sacarte de adentro. Voy a olvidarme tus besos en otros labios, más dulces y más tiernos.  Y quizás descubra que los tuyos no eran tan buenos.  Que en realidad apenas fueron tan sólo pequeñas dádivas de un invierno. Voy a volar con unas alas fuertes que no teman al futuro ni a las alturas del cielo. Y vendrán ruiseñores y ángeles para enseñarme otros senderos de felicidad muy lejos del miedo.
Voy a olvidarme tus besos de hielo, tus hirientes palabras, tus desprecios.