sábado, 18 de junio de 2016

Añoranzas de un amor prohibido...

Añoranzas de un amor prohibido.
Nos conocíamos desde hace tiempo, no imaginamos que lo íbamos a sentir,
Sin darnos cuenta, surgió un sentimiento que nos hizo muy feliz,
Todo empezó como un inocente juego, un coqueteo sin mala intención,
Lo que menos imaginamos fue, que se involucraría nuestro corazón.
Lo lamentable de todo, es que tú ya estabas casado,
Y a sabiendas de tu situación, continuamos con el coqueteo,
Sin darnos cuenta caímos en nuestro propio juego,
En menos de lo considerado razonable,
nos enamoramos perdidamente,
Era un sentimiento reciproco,
Y mal visto por la gente,
Aunque tratábamos en lo posible de disimular,
Inevitablemente ya no lo podíamos parar,
Lo vivimos intensamente, como todo lo prohibido,
Con los pies sobre la tierra, pero el corazón en un hilo,
Conscientes de que aquello era solamente un delirio,
Que en el momento menos esperado, podía terminar,
Aquel amor frenético que nos hacía suspirar,
Añorando cada momento para juntos poder estar,
Era una atracción tan fuerte, que te puso a dudar,
Si acabar con tu matrimonio, que turbaba la existencia,
De ese amor prohibido, que nos hacía vibrar,
Pero como todo en esta vida, hay ganar o perder
Y en este caso a mí me toco perder,
Porque decidiste por tu esposa y olvidar nuestro querer.