domingo, 22 de mayo de 2016

Tenerse

Tenerse en lo humano y en lo sublime,
en la diáfana fantasía y en la razón...
Tenerse en la sangre y en lo sensible,
unidos y eternos en nuestra unción.

Tenerse en la boca y en los suspiros,
en la azul esperanza y en la ilusión...
Tenerse en el aire y en cada latido,
reclamo desesperado del corazón.

Tenerse en la piel y en los sentidos,
en el pensamiento y en la emoción...
Tenerse en el alma y en cada camino,
sin más prioridad que esta obsesión.

(Fabián Ruiz)